¡Huevos de Pascua hechos en casa!

La celebración de la Pascua es una excusa perfecta para convertir el huevo en un alimento, además de nutritivo, muy divertido. Preparaciones dulces y saladas con el huevo como protagonista. 

Caprichos dulces

Huevos de Brownie: Si te gusta este bizcocho de chocolate tienes la oportunidad de degustarlos en forma de sorpresa. Vacía los huevos perforando la base de la cáscara, para hacerlo más fácil haz otro pequeño agujero en la parte superior. Lávalos y decóralos a tu gusto. Luego, prepara la masa del brownie. Engrasa con un chorrito de aceite el interior de las cáscaras de huevo, luego rellena con la masa dos tercios del huevo y mételos al horno para hacer el bizcocho. Recuerda no llenarlos ya que cuando crezca el brownie puede romper la cáscara.

Nidos de chocolate: Necesitas fideos crujientes chow mein o copos de cereales, mantequilla de cacahuete, chispas de chocolate para fundir y huevos pequeños de chocolate. Pon los fideos o los cereales en un cuenco. Funde la mantequilla de cacahuete y el chocolate en un cazo a fuego lento y viéntelo sobre los fideos o los cereales. Mézclalo bien y sobre papel de horno haz montoncitos, dales forma de nido, con un hueco en el centro y déjalos enfriar en la nevera hasta que solidifiquen. Cuando estén listos sírvelos con unos pequeños huevos de chocolate en el centro.

Huevos de pascua: Para hacer huevos de pascua caseros lo principal es elegir el molde y utilizar un buen chocolate de cobertura al gusto de la familia ya que puedes encontrarlo incluso blanco. Aunque la receta es sencilla, hay que prestar atención al trabajo con la materia prima para mantener su calidad. Se trata de derretir el chocolate y ponerlo en el molde con un pincel poco a poco para darle el grosor deseado. Luego déjalo templar y sácalo de molde despegándolo con la punta de un cuchillo. Para unir las dos partes del huevo utiliza chocolate templado y déjalo enfriar.

Monas de pascua: Siguiendo con la tradición popular, las monas de pascua son muy típicas, especialmente en la zona de levante. Se trata de una masa de harina, leche, huevo, mantequilla, levadura y azúcar, horneada y decorada con un huevo cocido coloreado y con todo aquello que os apetezca, frutos secos, virutas de colores, pepitas de chocolate… Puedes hacer cualquier diseño que te apetezca, desde conejos a nidos, pasando por todo aquello que puedas imaginar.

Caprichos salados

Conejito dormilón: Se trata de una forma original de presentación con ingredientes básicos: pan de molde sin corteza y huevo cocido como ingredientes principales y aceitunas negras y jamón cocido para la decoración. Coloca medio huevo cocido sobre una rebanada de pan de molde y cubre con otra media rebanada de pan, de modo que se vea medio huevo. Decora el huevo como un conejo, utilizando trocitos de aceitunas negras para hacer los ojos y la nariz y la otra mitad del huevo y el jamón cocido para hacer las orejas.

Sándwich decorado: Una receta muy sencilla y versátil que te soluciona una merienda o una cena si la acompañas con una ensalada. Sólo necesitas dos rodajas de pan de molde y el relleno que más os guste. El toque de pascua se lo da la decoración: Necesitas una loncha de queso tipo cheddar ya que su color amarillo destaca sobre el pan. Corta el queso en forma de huevo, colócalo sobre el sándwich, decóralo con salsa de tomate o barbacoa. También puedes hacerlo en forma de tostadas con huevo batido. Para ello necesitas un molde en forma de huevo, ponlo sobre la rebanada de pan y vierte el huevo batido. Deja que empape y pon el pan sobre una sartén ligeramente engrasada con la tapa puesta para que cuaje. Quedará integrado en la tostada y sólo queda decorarlo con salsa.

Arcoíris de huevos rellenos: Se trata de la receta tradicional de huevos rellenos con un toque especial. Una vez pelados los huevos y sin yema prepara varios cuencos con agua y colorante alimenticio. Mete dentro de cada cuenco un par de huevos y déjalos reposar para que tomen color. Entre tanto, prepara el relleno al gusto, con atún, palitos de pescado, salmón, pollo, lechuga, cebolleta… Saca los huevos coloreados, sécalos y rellénalos. Colócalos en el plato formando un dibujo o aleatoriamente y observa la cara de sorpresa de tus invitados cuando los lleves a la mesa.

Pegarata minera: Rotunda receta asturiana basada en el pan y el embutido. Prepara una masa de pan con harina, agua, sal y levadura de panadero y déjala reposar hasta que suba. Dale forma redonda y rellena el centro de la masa con tocino, jamón y chorizo troceado. Cierra la masa de modo que no se vea el relleno y déjala reposar de nuevo hasta que vuelva a crecer.  Coloca un huevo cocido con cáscara encima y hornea el pan hasta que quede bien hecho y dorado al gusto.

Artículo original:  Huevos de pascua: ocho recetas irresistibles — Mujerhoy.com 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *